• La voz de las comunidades nativas socias de la Reserva Comunal Amarakaeri.
  • La comunidad nativa San José de Karene, socia de la Reserva Comunal Amarakaeri, no solo lucha para prevenir la pandemia del coronavirus, sino también para frenar la actividad minera de terceros en su territorio comunal. En entrevista para ECA Amarakaeri, el presidente de esta comunidad, Juan Carlos Arique, manifestó que la población indígena se siente excluida por la falta de acciones del Estado para combatir ambas problemáticas.

ECA Amarakaeri, 7 de abril, 2020.- Desde que el Estado peruano declaró el estado de emergencia nacional por la pandemia del coronavirus, las comunidades nativas de Madre de Dios vienen acatando con responsabilidad el aislamiento social obligatorio. Muestra de esto son las comunidades de San José de Karene, Shintuya, Diamante, Barranco Chico, Puerto Luz, entre otras que protegen la Reserva Comunal Amarakaeri.

Ante ese panorama, el ECA Amarakaeri entrevistó al jefe comunal de San José de Karene, Juan Carlos Arique Quique, para conocer las principales medidas que viene tomando esta comunidad con el fin de evitar el avance del también llamado COVID-19.

“En una asamblea comunal tomamos la decisión de cerrar el ingreso total a la comunidad. Hemos bloqueado las vías de acceso para no permitir el ingreso de personas desconocidas. También estamos concientizando a los comuneros sobre el coronavirus. Recomendamos mucha higiene y alejamiento”, sostuvo.

Durante el diálogo, el líder indígena también manifestó su preocupación por la falta de acciones direccionadas a las comunidades indígenas por parte del Estado. Tal es la falta de inclusión de la población indígena al subsidio monetario por el impacto económico que está generando el coronavirus. Señaló que, tras la cuarentena, sus actividades de subsistencia están paralizadas.

“Nadie de la comunidad se benefició del bono monetario de los 380 soles. ¿Por qué los nativos no estamos beneficiados? Siempre nos hemos sentido excluidos y nunca hubo presencia del Estado”, indicó indignado.

LA LUCHA TAMBIÉN ES CONTRA LA MINERÍA

A la pandemia del coronavirus se suma la lucha contra la minería. Pues, la actividad minera de terceros aún sigue a pesar de la declaratoria de emergencia. Según el jefe de San José de Karene, los mineros continúan operando en el territorio comunal y no hay presencia policial.

Se aclara que en la comunidad existen concesiones mineras superpuestas al territorio comunal, las cuales crean conflictos socioambientales. Asimismo, por el efecto globo del retito de mineros de “La Pampa” se incrementan más mineros a comunidades, invadiendo el territorio y peligrando la RCA.

“Hemos constatado que siguen trabajando y no hay monitoreo por parte de las autoridades (…) Tenemos miedo, porque son extraños y pueden transmitir enfermedades”, aseguró.

En ese sentido, señaló que por iniciativa propia se está resguardando la comunidad con el bloqueo de las vías de acceso y desalojo de extraños. Finalmente, el líder harakbut hizo un pedido al Estado peruano: implementar la posta médica de su comunidad.

“No estamos preparados. Hay carencias en las postas médicas. Esta enfermad sería perjudicial para las comunidades, principalmente para niños y ancianos. Se deben mejorar nuestros puestos de salud”, puntualizó.

Por otro lado, reconoció la labor del ECA Amarakaeri y las acciones que se vienen ejecutando desde la cogestión frente a la pandemia del coronavirus, como la petición de inclusión de comunidades al subsidio monetario y la campaña de difusión sobre esta enfermedad.

Ante esta situación, el ECA Amarakaeri reitera la petición al Gobierno peruano de no solo incluir a las comunidades nativas de Madre de Dios y Cusco como beneficiarias al bono de emergencia, sino también solicita presencia policial ante la persistencia de la actividad minera en los territorios comunales.