La comunidad nativa Puerto Luz está ubicada en el distrito de Madre de Dios, provincia del Manu, en la región Madre de Dios. Se sitúa en la margen derecha del río Colorado o Karene y muy próxima a la quebrada denominada Huasoroco. Cercana al imponente Rostro Harakbut, al interior de la Reserva Comunal Amarakaeri.

Puerto Luz se fundó el 8 de diciembre de 1980. Algunos de los fundadores y fundadoras de esta comunidad fueron: Luis Keyneri, Joaquin Siwi, Teodoro Seneki, Regino Manya, Tomás Tihuén, Pablo Tayori, Eladio Menkorie, Josefina Yoma, Victoria Suki, Rosa Kendero y Teresa Peyori.

En 1979, logró su reconocimiento como comunidad nativa a través de una resolución directoral. Luego de siete años, tras una ardua lucha con el apoyo de la Federación Nativa del río Madre de Dios y Afluentes (Fenamad) y del Centro de Investigación Eori, la comunidad logró titularse en el año 1986.

Líderes harakbut de la comunidad nativa Puerto Luz.

Líderes harakbut de la comunidad nativa Puerto Luz.

Actualmente, Puerto Luz posee más de 62 mil hectáreas, haciéndola la comunidad socia más grande de la Reserva Comunal Amarakaeri. Tiene 400 familias del pueblo originario Harakbut, quienes practican diversas actividades como la agricultura, la caza, la pesca, la crianza de gallinas, la piscicultura y la minería artesanal.

Su visión comunal es ser una comunidad líder y ejemplar, comprometida en la defensa de su territorio, manteniendo su unidad con desarrollo sostenible, con proyectos de conservación y uso sostenible de los  bosques en pie, actividades de minería artesanal limpia y en una zonificación determinada. Además, poseer una cultura viva que es transmitida de padres a hijos. Con una educación y salud intercultural de calidad, profesionales indígenas trabajando por el desarrollo comunal respetando la cosmovisión amazónica, siendo ejemplo para las nuevas generaciones.

Es por ello que, gracias a la incidencia del ECA Amarakaeri y del Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp), desde el 2018, la comunidad nativa Puerto Luz es beneficiaria del mecanismo Transferencias Directas Condicionadas (TDC) del Programa Nacional de Conservación de Bosques para la Mitigación del Cambio Climático (PNCBMCC) del Ministerio del Ambiente (Minam).

Con el asesoramiento y acompañamiento técnico de la cogestión de Amarakaeri, de la Asociación Nacional de Ejecutores de los Contratos de Administración del Perú (ANECAP), PNCBMCC y de Desarrollo Rural Sustentable – DRIS, la comunidad está impulsando el cultivo de cacao nativo destinado a mercados especiales para hacerle frente a la actividad minera ilegal.

Del mismo modo, viene gestionando un proyecto de reconversión productiva ante Agroideas donde se unen la cogestión de Amarakaeri y los aliados estratégicos como ANECAP, DRIS y Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) para poder impulsar la cadena de valor del cacao nativo para mercados especiales.

Asimismo, a través de los Programas de Actividades Económicas Sostenibles (PAES), en 2019, la comunidad logró un fondo para el fortalecimiento de la piscicultura con la crianza de peces amazónicos, actividad que se sigue consolidando con el acuerdo de TDC con el Programa Bosques.

Por su aniversario, Puerto Luz realizará diversas actividades para revalorar su identidad cultural. El jefe de la comunidad, Ruben Tihuén, indicó que, bajo los protocolos de bioseguridad, habrá una conmemoración con la participación de jóvenes estudiantes y mujeres indígenas, que demostrarán su arte a través de la pintura y el tejido.

“Es una alegría para nosotros celebrar un aniversario más de nuestra comunidad con la presentación de nuestras costumbres a través de actividades culturales, como la demostración de pintura, exposición de los wempu (bolsos) y de nuestra gastronomía”, resaltó el dirigente harakbut.

En ese sentido, desde el ECA Amarakaeri saludamos y felicitamos a nuestra comunidad socia por su 40° aniversario, reafirmando nuestro compromiso de seguir impulsando la Vida Plena a través de actividades económicas sostenibles que mantengan viva su cultura ancestral y continúen siendo los protectores de la Reserva Comunal Amarakaeri.