Reserva Comunal Amarakaeri

Estructura de trabajo de la cogestión de la Reserva Comunal Amarakaeri

Las reservas comunales son una categoría de Áreas Naturales Protegidas (ANP). Se establecen a petición de los pueblos indígenas con el fin de conservar parte de su territorio ancestral. En todo el Perú existen diez reservas comunales que se manejan y administran bajo el modelo de cogestión entre el Servicio Nacional de Áreas Naturales y Protegidas por el Estado (Sernanp), como representante del Estado peruano, y los Ejecutores de Contratos de Administración (ECA), como representante de los pueblos indígenas que viven alrededor. A su vez, los ECA están representados a nivel nacional por la Asociación Nacional de Ejecutores de Contratos de Administración del Perú (ANECAP), quienes trabajan en coordinación con las organizaciones indígenas a nivel nacional, local e internacional (AIDESEP, CONAP, FENAMAD, COHARYIMA y COICA).

Según el documento de trabajo 35 del Sernanp, el modelo de cogestión es un ejercicio basado en los principios de interculturalidad, confianza y transparencia, que promueve una actuación en conjunto y/o de manera complementaria entre el Sernanp y el ECA. La cogestión está respaldada por el Régimen Especial para la administración de las reservas comunales en el Perú y un contrato de administración entre ambos actores por un tiempo indefinido, donde se establecen roles y funciones  indelegables, reconociéndose al ECA como administrador indígena.

Los instrumentos de gestión más importantes de las reservas comunales son el Plan Maestro, el Plan de Vida Institucional de los ECA, la estrategia de Vigilancia y Control, los Acuerdos de vida plena articulado al Plan Maestro, que mide el grado de cumplimiento de los compromisos asumidos entre las tres partes (ECA, Sernanp/JRCA y comunidades nativas, la estrategia de Comunicación y a nivel de las comunidades: los Planes de vida plena y gobernanza territorial articulados al Plan Maestro, que rigen la gestión del área.

En el caso de la Reserva Comunal Amarakaeri (RCA), esta se estableció en el 2002. El contrato de administración de la cogestión de la Reserva Comunal Amarakaeri se suscribió en diciembre de 2006. A lo largo de estos 14 años, Amarakaeri lidera la implementación del modelo de cogestión en Perú. Cumpliendo sus roles y funciones, el Sernanp y el ECA Amarakaeri ejecutan diversas actividades de mitigación, adaptación y resilientes al cambio climático, implementando la propuesta con ambición climática REDD+ Indígena Amazónica (RIA), que ya es una política pública.

En la experiencia del ECA Amarakaeri y Sernanp, a través de la jefatura de la Reserva Comunal Amarakaeri, se ha consensuado la estructura de trabajo de la cogestión de Amarakaeri, adecuando cinco componentes: ambiental, económico, social, cultural y gestión. Estos ejes están articulados al Plan Maestro de la Reserva Comunal Amarakaeri y al Plan de Vida Institucional del ECA Amarakaeri, documentos de gestión que orientan la coadmistración de esta área natural protegida, con el fin de promover su conservación y mantenimiento, así como generar el desarrollo pleno y sostenible de sus diez comunidades socias de los pueblos Harakbut, Yine y Matsiguenka y sus poblaciones circundantes.

En cada uno de los componentes se establecen objetivos y líneas de acción específicas para su cumplimiento, donde la directiva y el equipo técnico del ECA Amarakaeri coordinan de manera articulada con la jefatura y especialistas de la RCA. A continuación, se mencionará la estructura trabajo de la cogestión de Amarakaeri:

Componentes de la estructura de la Reserva Comunal Amarakaeri

Componentes de la estructura de la Reserva Comunal Amarakaeri

Ambiental

Los objetivos en el aspecto ambiental es mantener, recuperar y conservar la biodiversidad de la Reserva Comunal Amarakaeri (ecosistemas terrestres y acuáticos, y flora y fauna). Para esto se plantean líneas de acción como el sistema de Vigilancia y Control, la demarcación física de los límites de la reserva, su inscripción en el registro de Áreas Naturales Protegidas (ANP) y el monitoreo ambiental.

Aquí, la implementación y el uso de tecnología de punta en el sistema de Vigilancia y Control juegan un rol importante. Pues, permiten a los guardaparques oficiales y vigilantes comunales monitorear la biodiversidad de la reserva y alertar las presiones que sufre. Además, se planifican patrullajes y se instalan hitos y letreros informativos en los linderos del área.

Económico

En el componente económico, el objetivo es generar oportunidades para la Vida Plena de las comunidades socias bajo su propia cosmovisión, así como promoverlas en la zona de amortiguamiento de la reserva en beneficio del área, comunidades y poblaciones locales.

Las líneas de acción están relacionadas a la elaboración e implementación de los Planes de Vida Plena de las comunidades, articulados al Plan Maestro de Amarakaeri, la implementación de RIA, la promoción de actividades económicas sostenibles en la reserva y comunidades socias, y el apoyo de iniciativas turísticas en las comunidades y dentro del área.

Social

Los objetivos en este eje son promover la participación en la gestión de la Reserva Comunal Amarakaeri, integrando a las comunidades socias, población local e instituciones públicas y privadas, y consolidar la cogestión entre el ECA Amarakaeri y el Sernanp. Para esto, se trabaja el fortalecimiento de la gestión participativa con enfoque intercultural en espacios claves como el comité de gestión de la RCA, y posicionamiento de la cogestión a través de la difusión de sus avances y logros.

Cultural

Considerando la diversidad cultural y la interrelación de los pueblos Harakbut, Yine y Matsiguenka, el objetivo de este componente es salvaguardar el patrimonio cultural material e inmaterial de la cultura viva de estos pueblos originarios para promover la puesta en valor de sus conocimientos y prácticas ancestrales.

Gestión

Este componente se integra de acuerdo al Plan de Vida Institucional del ECA Amarakaeri con el fin de establecer una adecuada organización y planificación estratégica para el posicionamiento de la cogestión de Amarakaeri con el respaldo de las organizaciones indígenas representativas y el apoyo de aliados estratégicos.

Este último eje es muy importante, porque a través de la gestión de proyectos, los ECA pueden cumplir su rol administrador. Hasta la fecha, se aplican a diversas fuentes de cooperación nacional y regional para fortalecen la economía y actividades productivas sostenibles  a favor de las comunidades socias.

Con estos lineamientos, la cogestión de la Reserva Comunal Amarakaeri realiza diversas actividades de mitigación, adaptación y resiliencia al cambio climático bajo la propuesta climática RIA, visibilizando los aportes de los pueblos indígenas hacia las Condiciones Nacionalmente Determinadas (NDC).

Para el ECA Amarakaeri, llegar a esta etapa de consolidación de la cogestión ha sido y es un proceso de arduo trabajo. No es tarea solo de nosotros, sino que nos debemos a muchos líderes, lideresas, sabios, sabias de las comunidades nativas socias, que en un principio visionaron recuperar parte de su territorio ancestral, estableciendo esta área. Muchos de nuestros descendientes que han luchado alrededor de 18 años para la creación de la reserva ya no nos acompañan, pero nos debemos a ellos, manteniendo el respeto hacia nuestros ancestros.

El presidente del ECA Amarakaeri, Walter Quertehuari, destaca la labor de las organizaciones indígenas y reconoce de manera especial a cada uno de los líderes y lideresas que han formado parte del consejo directivo y  equipo técnico del ECA Amarakaeri, así como los jefes y especialistas del Sernanp,  que han logrado entender los roles y funciones indelegables, construir los instrumentos de gestión de forma participativa.

“La  cogestión es un ejercicio intercultural que se va fortaleciendo mucho más mediante la transparencia, la confianza y en el futuro la igualdad de condiciones. La forma de hacer gobernanza participativa son procesos que han servido para hablar un solo idioma y de consensuar que es posible un trabajo de conservación y desarrollo, compartir una propuesta de ambición climática con fines de sostenibilidad financiera. Esto hace posible ser referentes a nivel nacional e internacional por todos los logros obtenidos. En este camino seguimos. Agradecemos a todos los que han sido parte de consolidar la familia de Todos somos Amarakaeri, y de seguir juntos con Sernanp, los diez ECA y ANECAP, consolidando la cogestión, donde también es importante el papel de las instituciones aliadas y cooperantes. En esta nueva etapa, bajo el principio de  los pueblos indígenas que tenemos la tarea de administrar nuestros territorios ancestrales bajo contrato de administración, pasamos de un proceso de protesta a la propuesta y de la propuesta a la acción”, resalta el líder indígena.