Por Walter Quertehuari Dariquebe

Un saludo fraterno a nuestros ancestros que lucharon por la creación de nuestra Reserva Comunal Amarakaeri

Primero, agradezco a Dios por permitirme estar presente y, en especial, a mi familia por comprenderme y acompañarme en este reto de dirigir una organización tan importante, como lo es el ECA Amarakaeri. Saludo a nuestras comunidades nativas socias, a nuestras organizaciones indígenas: FENAMAD, COHARYIMA y ANECAP, como interlocutor válido de  las 10 reservas comunales del Perú, al SERNANP, como aliado estratégico, y a las autoridades de la región Madre de Dios.

Hoy, 9 de mayo, los invito a conmemorar el XIX aniversario de la Reserva Comunal Amarakaeri. Esta fecha es muy importante, porque nos recuerda que el año 2002, se estableció este territorio ancestral como un Área Natural Protegida (ANP) con casi medio millón de hectáreas, ubicado en el corazón de la provincia del Manu en Madre de Dios.

Las reservas comunales son una categoría de ANP muy distinta a las demás, porque permite que las comunidades nativas que viven alrededor participen en forma directa en la administración del área a través del modelo de cogestión, donde tenemos roles y funciones indelegables entre el SERNANP y los ECA. Las 10 reservas comunales del Perú contamos con una organización nacional: ANECAP, que ayuda a la consolidación de la cogestión a nivel nacional e internacional.

Han pasado 19 años desde que el Ejecutor del Contrato de Administración de la Reserva Comunal Amarakaeri (ECA Amarakaeri), en representación de sus 10 comunidades nativas socias, firmó el contrato con el Estado con un plazo indefinido. En el trascurso de este tiempo, han pasado muchos jefes del ANP, muchos presidentes y directivas del ECA Amarakaeri, a quienes brindo un saludo especial por su contribución en consolidar nuestra reserva comunal.

Con mucha humildad y honor, voy asumiendo el liderazgo institucional del ECA Amarakaeri. Junto a mis compañeros que conforman el consejo directivo, seguimos en el camino y principios de la interculturalidad, confianza, transparencia y plena voluntad de hacer bien las cosas. Sin estos valores, no podríamos avanzar. A través de la cogestión, podemos decir que estamos en proceso de consolidar un ANP de la mano con el Estado peruano con el claro propósito de demostrar al mundo entero que si es posible vivir en armonía sostenible con la conservación y el desarrollo.

Como en toda gestión, como en nuestras propias vidas, en el camino encontramos y encontraremos muchos obstáculos. Juntos hemos aprendimos a superarlos, y eso nos fortaleció. Aprendimos que el diálogo es el mejor camino para poder avanzar y que las CCNN y las poblaciones locales puedan entender que el trabajo que hacemos no tiene sentido si ellos no se empoderan de la cogestión. En estos 19 años hemos tenido muchos desafíos, pero hemos logrado tener a su vez muchos logros. Solo para mencionar algunos que venimos desarrollando como ECA Amarakaeri de la mano con nuestro socio SERNANP:

Contamos con el plan maestro de la RCA vigente desde 2016, que fue aprobado en un proceso con la participación efectiva de las poblaciones locales, nuestras comunidades, instituciones públicas y privadas. Este documento incluye el componente cultural. Muchas áreas naturales protegidas están tomando esta experiencia como modelo de éxito. Además, cuenta con la consulta previa que aprueba la zonificación de la RCA.

Tenemos un convenio interinstitucional firmado con el PNCBMCC. Además, 6 de nuestras 10 comunidades tienen convenios por conservación con el MINAM a través del PNCBMCC, contribuyendo así con el compromiso de mitigación del cambio climático y conservando 168,000 has, aportando a las NDC e implementando REDD+ Indígena Amazónica (RIA).

Se ha impulsado el Programa de Actividades Económicas Sostenibles en la RCA, otorgando fondos semillas de hasta 10 mil dólares, que fortalece emprendimientos como la piscicultura, el turismo, la artesanía y el aprovechamiento sostenible de castaña, el rescate de cultivos tradicionales, la reforestación y el manejo de aves menores.

Importante reiterar el aprovechamiento de castaña que iniciamos en el año 2015, en cuatro comunidades, donde muestra la participación del 40% de mujeres y 60 % de hombres, permitiendo ingresos totales de 920 mil 697 soles en cuatro años y en cuatro comunidades nativas, con ventajas de mejores beneficios económicos a las familias, lo que hace valorar el producto: “Más vale un árbol en pie que un árbol talado”, teniendo rápido retorno económico por la comercialización de este recurso.

Juntamente con ANECAP, vamos en camino de la consolidación de la propuesta de acción climática REDD+ Indígena Amazónica (RIA), que reconoce el aporte de los pueblos indígenas al cumplimiento de las NDC, a través de fondos climáticos como el Fondo de Inversión Forestal – FIP, la Declaración Conjunta de Intención (DCI segunda fase), las Transferencias Directas Condicionadas (TDC) con un enfoque de cogestión. Frente a esto, no ha sido ajeno el Estado como SERNANP, que son parte importante en este proceso de construcción y vamos camino a su consolidación, mostrando la inserción de fondos climáticos públicos con el objetivo de aterrizar RIA a los fondos privados o empresas con certificación ambiental. Este proceso va acercándose a favor de la RCA, ya que los EJECUTORES tenemos la facultad de administrar fondos por la captación de servicios ecosistémicos.

El desarrollo de actividades económicas sostenibles permite el cumplimiento de los 10 acuerdos de implementación de planes de vida articulados al Plan Maestro, firmados entre las CCNN, el ECA-RCA y Sernanp. Es un instrumento de gestión innovador en todo el Sistema de Áreas Naturales Protegidas del Perú (SINANPE), que mide el grado de cumplimiento de los compromisos establecidos en el Plan Maestro y el Plan de Vida Plena del ECA Amarakaeri.

La articulación con los gobiernos locales es un paso que seguimos, así como con el Gobierno Regional de Madre de Dios, lo cual fortalece la unión de sinergias para consolidar los acuerdos de conservación de las comunidades y cumplir metas de los planes de vida plena y el Plan Maestro de la RCA.

Asimismo, quiero reconocer el trabajo arduo y abnegado de nuestros 24 vigilantes comunales, miembros de las 10 comunidades beneficiarias, quienes están comprometidos en la labor de vigilar y controlar sus territorios comunales y la reserva juntamente con los guardaparques oficiales del SERNANP. Todos ellos son los principales portavoces de la reserva frente a actividades de deforestación como son la minería y tala ilegal, pesca indiscriminada y otros.

La Reserva Comunal Amarakaeri muestra un óptimo estado de conservación del 98.51 %, lo que demuestra la buena gobernanza intercultural entre los pueblos indígenas y el Estado peruano. Garantiza, además, la provisión de agua limpia en beneficio de la humanidad desde los ríos que nacen desde el interior de Amarakaeri.

En mérito al buen trabajo que realizamos, desde diciembre de 2018, Amarakaeri es la primera reserva comunal en integrar la Lista Verde de la UICN, un reconocimiento internacional a la buena gobernanza de la RCA, que destaca las labores de la cogestión y nuestras comunidades socias. La postulación de Amarakaeri se inició en el año 2015 en la cogestión de Amarakaeri liderada por nuestros hermanos Fermín Chimatani Tayori y Ernesto Escalante Valencia, a quienes reconocemos por su importante contribución.

Dicho todo esto, solo me resta agradecer a los líderes y sabios que nos han heredado este territorio, y a todos los comuneros que están comprometidos con la conservación y uso sostenible de su territorio, así como a nuestros socios del SERNANP y aliados estratégicos. Gracias a todos ellos, la Reserva Comunal Amarakaeri cumple 19 años como ejemplo de reserva comunal, área protegida que sirve de motor para lograr la vida plena y continuar con esta meta de poder hablar y mostrar que: CONSERVACIÓN Y DESARROLLO VAN DE LA MANO.

¡Qué viva Amarakaeri!

¡Qué vivan las comunidades socias de Amarakaeri!

¡Qué viva Madre de Dios!