El bosque es fuente de vida, recursos y servicios para los pueblos indígenas amazónicos. Por eso, desde su sabiduría, con enfoque intercultural y de gestión holística del territorio, se plantea REDD+ Indígena Amazónica – RIA. Esta es una propuesta indígena de mitigación, adaptación y resiliencia al cambio climático. Para el Perú y otros Estados la implementación de RIA en alianza con los pueblos indígenas amazónicos, que son los ancestrales guardianes del bosque, debe verse como una oportunidad para cumplir con sus compromisos climáticos nacionales y objetivos de desarrollo.

Con RIA los indígenas amazónicos le proponen al mundo que los Bosques son más que carbono. Por eso con recursos y apoyo limitado los pueblos Yine, Harakbut y Matsiguenka de Madre de Dios están implementando RIA en la Reserva Comunal Amarakaeri (R.C. Amarakaeri) y su Zona de Amortiguamiento (ZA) en CoGestión con el Servicio Nacional de Áreas |Naturales Protegidas por el Estado (SERNANP) del Ministerio del Ambiente del Perú. Este territorio ancestral de los indígenas Harakbut cuenta con 402 335.62 hectáreas de territorio y sus bosques para el mercado verde de carbono representan un stock de 75.5 millones de Toneladas de Carbono.

En el marco de RIA las estrategias de Conservación y Uso Sostenible del Bosque para la R.C Amarakaeri fueron integradas al Plan Maestro hacia el 2020 de esta Área Natural Protegida (ANP) y en los Planes de Vida Plena de sus 10 comunidades nativas. En ese sentido, los pueblos indígenas de Madre de Dios tienen la misión de detener los motores de deforestación y degradación de suelos, y así contribuir a la reducción de los Gases de Efecto Invernadero (GEI), utilizando estrategias como: titulación territorial, manejo y gobernanza territorial, vigilancia territorial, economía indígena con Vida Plena con el Bosque en Pie y la conservación de la riqueza biológica, sus paisajes, fuentes de agua, valores y conocimientos culturales como la medicina y la reproducción de animales que vienen de la sabiduría indígena espiritual e histórica de sus ancestros y de la que se conoce cada día más gracias al mapeo etnocultural que se realiza en el R.C Amarakaeri. En esta ruta estratégica las mujeres indígenas son actores fundamentales.