Comunidad nativa Boca Ishiriwe, el lugar de las aguas limpias

La comunidad nativa Boca Ishiriwe es una de las diez comunidades nativas socias de la Reserva Comunal Amarakaeri. Está conformada por aproximadamente 80 habitantes de los pueblos originarios Sapiteri – Harakbut y Matsiguenka.

Boca Ishiriwe se ubica en la provincia del Manu, en el distrito y región de Madre de Dios. Fue fundada en el año 1979 por doña Cirila Tete Rivas, una de las sabias sapiteri de la comunidad. Posteriormente, se establecieron sus hermanos Julio, Francisco, Mario y César Tete Rivas. En 1985, se asentó don Fidel Raymonti Kashir, del pueblo Matsiguenka.

Según comenta doña Cirila, el término “Ishiriwe” proviene de la palabra sapiteri “Wihiri”, que al traducirse al español significa “agua limpia”. “Es porque abunda un árbol que bota su flor de color amarillo en época de verano”, resalta.

Luego de una lucha constante para garantizar su seguridad territorial, la comunidad Boca Ishiriwe logró su titulación en el año 1997 con una extensión de más de 16 mil hectáreas con el apoyo de la Federación Nativa del río Madre de Dios y Afluentes (Fenamad).

Las principales actividades que realizan los comuneros y comuneras son la agricultura, la caza, la pesca, la crianza de aves, el turismo y el aprovechamiento sostenible de la castaña. Por esta última actividad, es reconocida como una de las cuatro comunidades castañeras de Amarakaeri.

Su visión comunal es conservar el territorio y los bosques para el bienestar de las generaciones futuras, generando beneficios integrales a todos los comuneros y comuneras. Además, servir como modelo de desarrollo para las demás comunidades colindantes a la Reserva Comunal Amarakaeri.

Por ello, desde el año 2016, 11 mil hectáreas de la comunidad nativa Boca Ishiriwe son conservadas a través del mecanismo de Transferencias Directas Condicionadas (TDC) del Programa Nacional de Conservación de Bosques para la Mitigación del Cambio Climático (PNCBMCC) del Ministerio del Ambiente (Minam). Esto gracias a la incidencia de Fenamad, el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp) y el ECA Amarakaeri.

Para el jefe de la comunidad, Rafael Tete, el trabajo de la cogestión de Amarakaeri es muy importante para fortalecer diversas actividades, según su Plan de Vida Plena. Además, resalta la importancia de salvaguardar sus territorios comunales.

“Nuestro rol como pueblos indígenas es conservar nuestro territorio comunal y el de la reserva con el fin de asegurar nuestro territorio ancestral para nuestras futuras generaciones”, enfatiza el líder comunal.

Ante el contexto que se atraviesa por la pandemia del coronavirus, el jefe de Boca Ishiriwe comenta que se conmemorará el 42 ° aniversario de su comunidad de manera interna con la participación de los sabios, joven y mujeres indígenas, quienes revalorarán su cultura a través de la danza y la gastronomía.

Cabe resaltar que uno de los principales líderes indígenas de Boca Ishiriwe fue William Tete Keme (QEPD), quien desde muy joven participó en el movimiento indígena y conservación de la Reserva Comunal Amarakaeri. En 1997, fue dirigente del Consejo Harakbut, Yine y Matsiguenka (Coharyima) y en 2017, ocupó el cargo de vicepresidente en el ECA Amarakaeri.