La sinergia intercultural entre el Estado, los pueblos indígenas

ECA Amarakaeri, 28 de octubre, 2020.- Ante la emergencia sanitaria por la pandemia del coronavirus, la Asociación Nacional de Ejecutores de Contratos de Administración del Perú (ANECAP) elaboró la Estrategia de intervención rápida para enfrentar la epidemia del COVID-19 en las comunidades nativas de las reservas comunales del Sinanpe, donde se proponen medidas de intervención en territorios indígenas con 2 millones de hectáreas.

El presidente de ANECAP, Fermín Chimatani, detalló que son tres las medidas inmediatas que se propusieron: utilizar la fortaleza de la estructura organizacional de los Ejecutores de Contratos de Administración de las Reserva Comunales y de las organizaciones indígenas, fortalecer la articulación del Grupo Perú de Pueblos Indígenas en la plataforma Global Conservation Fund y dinamizar las mesas de y trabajo sobre políticas indígenas de manera multisectorial.

“Esta estrategia ha sido compartida con los diversos aliados, como el Programa Bosques, con el fin de realizar coordinaciones efectivas para reactivar las actividades en marco del mecanismo de Transferencias Directas Condicionadas (TDC) en beneficio de las comunidades”, indicó el líder indígena.

Bajo esa línea, la coordinadora ejecutiva del Programa Nacional de Conservación de Bosques (PNCB), Teresa Velásquez, señaló que en todo el país existe cerca de 3 millones de hectáreas de bosques comunales conservadas por 274 comunidades socias. Esto en articulación con el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp), ANECAP y ECA Amarakaeri.

“Debido a la pandemia se realizó una adecuación de la normativa y procedimientos internos, como la modificación de los Planes de Gestión de Incentivos o Planes de Inversión, en donde hubo una reprogramación en la línea sociocultural que permitió a las comunidades socias comprar víveres y medicinas para continuar con las acciones de conservación”, detalló.

Principales acciones en Amarakaeri

La sinergia intercultural entre el Estado, los pueblos indígenas y los diversos aliados, basada en los principios de la buena fe, confianza, transparencia y la igualdad de condiciones, ha sido una pieza fundamental para enfrentar la crisis sanitaria en las reservas comunales, como Amarakaeri. En este sentido, el presidente del ECA Amarakaeri, Walter Quertehuari, detalló las principales acciones en este contexto.

El líder indígena señaló que una de las primeras acciones fue lanzar la campaña “Yo me sumo a Amarakaeri” con el fin de recaudar fondos y materiales sanitarios, que próximamente serán repartidos en las diez comunidades socias del ECA Amarakaeri bajo las medidas de bioseguridad para evitar la propagación del coronavirus. Asimismo, resaltó la importancia de la elaboración del protocolo “Lineamientos y medidas frente al COVID-19 de la cogestión de la Reserva Comunal Amarakaeri” que prioriza 3 lineamientos de trabajo: salud y prevención, vigilancia comunal y reactivación económica.

Por otro lado, puntualizó los últimos resultados positivos en marco de la reactivación y el fortalecimiento de la economía de las comunidades a través de los fondos concursables Procompite, Turismo Emprende, PNIPA y Agroideas, que vienen en gestión.

“Desde la cogestión de la Reserva Comunal Amarakaeri estamos conscientes que venimos enfrentando una etapa muy difícil y crítica a nivel nacional e internacional por la propagación del COVID-19. Sin embargo, nuestro trabajo no ha parado en beneficio de la conservación y el desarrollo pleno de nuestras comunidades”, remarcó.

Cabe mencionar que las intervenciones se realizaron durante el webinar “Estrategias de colaboración multiactor en la cogestión de las reservas comunales frente a la pandemia. Vínculo entre pueblos ancestrales, Estado y academia” que fue organizado por la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP), ANECAP y Sernanp.